Instinto Lógico

Recuerda que nadie debe pensar por tí.

Europa: ¿Democracia perdida?

democracia mafaldaDurante los últimos días, meses o incluso años los periódicos y telediarios hablan casi en exclusiva de crisis económica, recesión, los índices de la bolsa o de la famosa prima de riesgo, que casi nadie sabe lo que es.

Nos apabullan con datos que tomamos por absolutos sin hacer ningún tipo de reflexión acerca del significado que tienen. Si la prima de riesgo supera los 400 puntos somos muy malos y nos tenemos que apretar el cinturón. Si la prima está por debajo de los trescientos nos dicen que hemos hecho los deberes y que somos muy buenos.

Y… ¿A qué viene todo esto?

El peligro de todo esto es claro y evidente: Repetimos lo que nos dicen. Por ejemplo, después de una carrera de fórmula uno se escucha a todo el mundo hablar de neumáticos como si fuesen ingenieros de una empresa de recauchutados. Repetimos lo que nos cuentan los medios de comunicación a pies juntillas sin pensar en las consecuencias atroces que esto puede tener: lo que se repite constantemente se toma como cierto aunque no lo sea.

Repetir como papagayos la última estrategia de Ferrari o el acierto en los cambios de Mourinho no tiene la menor importancia (siempre que no se lleve a un extremo) ya que son espectáculos y aficiones que todos podemos tener. El peligro está en repetir como papagayos ideologías. Si repetimos constantemente lo mismo nos lo acabamos creyendo.

Nos convencen diciendo que hay que salvar al Euro y que tenemos que luchar por unos bancos y por unas empresas que nos van a salvar de la crisis (aunque nos hayan metido en ella), que los ciudadanos tenemos que arrimar el hombro para salvar a la banca, que salvando a la banca tendremos liquidez y se reactivará la economía. Esto nos lo repiten hasta la saciedad con el objetivo de que nos lo acabemos creyendo.  ¿Realmente a Italia, España o Grecia les conviene continuar en el Euro? Yo, la verdad, no lo sé,  pero los economistas tampoco. Hay teorías económicas que dicen que si volviésemos a nuestras monedas de origen la salida de la crisis sería más fácil ya que devaluaríamos la moneda (la lira o la peseta) y a partir de allí tendríamos un mercado más competitivo con Asia y Sudamérica. El inconveniente de esto sería que no podríamos viajar al extranjero (puesto que nuestra moneda valdría muy poco) pero por lo menos podríamos vivir. Pues…. ¡¡¡Devaluemos el Euro!!! Eso sí, si Alemania quiere.

Hace unos meses Europa entera aplaudía con las orejas por la marcha de Berlusconi. Decían que es una solución para Europa, que Italia podrá salir de la “recesión” sin Berlusconi. Que un tipo así no puede estar en un gobierno, la corrupción y muchas otras cosas. Pero ¿Quién ha quitado a Berlusconi? ¿Se ha ido por voluntad propia?

Berlusconi se fue por las presiones establecidas desde Europa. Presiones meramente económicas y financieras. En Europa a nadie le importa si en Italia se vive bien o se vive mal, lo único que importa es que el Euro no se muera y, por supuesto, que sea más fuerte que el dólar. Y para esto necesitamos un presidente de la República Italiana que vaya acorde con los mercados financieros. Es verdaderamente lamentable. Que el mercado de valores sea quien decida si alguien puede ser presidente o no de un país. Eso lo tienen que decidir los ciudadanos del país (en este caso los italianos). Los mercados son insaciables y no pararan hasta que tengan en la Eurozona los gobiernos que quieran.

La marcha de Berlusconi ha sido el primer paso para la pérdida de democracia en Europa, que unos bancos, unas petroleras, unas empresas de coches tengan la fuerza suficiente como para echar a un presidente de un país como Italia menos nos tiene que hacer pensar en cómo funciona el mundo y en la nueva dictadura que estamos sufriendo. Ahora los golpes de estado ya no son militares (por tanto los puristas dirán que no es golpe de estado), no se hacen con pistolas, tanques y metralletas. Se hacen a golpe de talonario.

De Berlusconi se tienen grandes lindezas como declaraciones a favor de Mussolini, declaraciones homófobas, sexo con menores, es egocéntrico y vanidoso… Pero a pesar de todo lo anterior tienen que ser las urnas italianas o los tribunales de justicia, quienes decidan si debe ser presidente o no, en eso consiste la democracia.

Al hilo de lo anterior surge la siguiente pregunta ¿Por qué ningún medio de comunicación ha hecho ninguna reflexión (fuera de la reflexión económica) acerca de la marcha de Berlusconi? La respuesta es que los medios de comunicación están totalmente politizados y no dan ninguna opinión fuera de la del partido político que defienden. En concreto en España los dos partidos políticos mayoritarios estaban a favor del cese de Berlusconi por lo que los medios han comunicado y opinado que es lo mejor que puede suceder. Una vez más nos repiten hasta la saciedad lo que debemos pensar.

Por favor, seamos críticos y analicemos la situación actual. Podemos estar de acuerdo o no con la marcha de Berlusconi, incluso con los motivos de su marcha, pero pido una reflexión acerca de si realmente merece la pena mantener una moneda (€) a costa de la soberanía de las naciones.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instinto Lógico © 2014 Frontier Theme